Actividad física vs hipertensión arterial

Pablo L. Pérez Coronel, José A. García Delgado, Juan Chi Arcia, Jacqueline Martínez Torrez, Isis Pedroso

Texto completo:

PDF

Resumen

Con el propósito de evaluar el impacto de la aplicación de un sistema de entrenamiento físico a un grupo de pacientes portadores de hipertensión arterial (HTA), se empleó el Programa General de Acondicionamiento Físico CIMEQ cuyo plan de ejercicios está basado en actividades aeróbicas, realizadas como mínimo 3 veces por semana de acuerdo con la capacidad funcional demostrada en cada caso. Se reclutaron 112 sujetos, quienes se seleccionaron cuando cumplieron los criterios de inclusión establecidos (tensión arterial > 140/90 y < 180/110 mm de Hg sin daño en órgano diana), Se estudiaron 47 hombres y 65 mujeres, con una edad promedio de 49 ±8,4 años. Los sujetos fueron sometidos primeramente a un examen físico completo con especial detalle en el sistema cardiorrespiratorio y una evaluación morfofuncional y metabólica, efectuada al inicio del programa y después de 6 meses de aplicado el mismo. Los parámetros siguientes cambiaron significativamente: El nivel promedio de la tensión sanguínea disminuyó de 145/95 a 133/88 en reposo y 163/105 a 148/95 en cargas submáximas, la frecuencia cardiaca de 78,4 a 73,9 (basal) y 137,1 a 127,6 latidos por minuto la submáxima; el peso corporal de 78,9 a 76,0; el % GC de 33,5 a 31,2%, el IMC de 27,2 a 25,9 kg por metro cuadrado de superficie corporal; el VO2Max aumentó de 30,9 a 34,4 ml O2/Kg/min, mientras se observaron mejorías en el perfil hematológico con tendencias a la misma en algunos parámetros: glicemia 5,63 a 5,35 mmol/L; el colesterol Total 5,85 a 5,40 mmol/l triglicéridos 2,13 a 1,79; HDL 0,8 a 0,94 y creatinina de 98 a 94.