Martí, médico de cuerpo y alma

Julio César Hernández Perera

Texto completo:

PDF

Resumen

A  la sapiencia y excelsa inteligencia de nuestro José Martí, no escapó tampoco la medicina, también para servir a los demás. Quien estaba obligado a comprender su naturaleza tan enfermiza, no reparó en sanar las vidas y dolencias ajenas, ya sean del cuerpo o del alma, con el auxilio de muchos amigos médicos, como su entrañable Fermín Valdés Domínguez.