Conformador nasal como complemento quirúrgico

Emma Capín Quintero, Jesús Burgué Cedeño, Alfredo Álvarez Rivero, Ortelio Borrego Brito, Lissette Lazo Sosa, Miraides Álvarez Torres

Texto completo:

PDF

Resumen

La desfiguración del rostro producido por quemaduras altera significativamente la apariencia física, produce alteraciones respiratorias por la reducción de los orificios nasales, acarrea trastornos de orden psicológico y desarrolla en el individuo dificultades en la convivencia social, así como sentimiento de inferioridad; por lo que es necesario la evaluación y tratamiento por los especialistas. Se muestra un paciente de 38 años de edad que sufrió un accidente doméstico a los 15 años, produciéndole quemaduras en su rostro, nariz y otras partes del cuerpo; fue sometido a varias cirugías estéticas pero posteriormente comenzó a presentar serias dificultades respiratorias ocasionándole un estado de angustia permanente. Al ser valorado por el equipo multidisciplinario se decidió por los cirujanos estéticos practicarle la reconstrucción de las narinas y colocarle un conformador nasal para consolidar los resultados obtenidos. Se apreciaron resultados positivos a medida que transcurría el tiempo, se restauró la función al paciente al respirar adecuadamente, y se brindó apoyo psicológico para su reincorporación a la sociedad.