Supervivencia en pacientes con trasplante renal

Julio Valdivia Arencibia, Carlos Gutiérrez Gutiérrez, Daymiris Méndez Felipe, Ernesto Delgado Almora Delgado Almora, Janete Treto Ramírez, Irma Fernández Maderos

Texto completo:

PDF ()

Resumen

Introducción. El incremento del número de pacientes con insuficiencia renal crónica terminal constituye un problema de salud en Cuba y en todo el mundo; estos enfermos presentan factores pronósticos que afectan su supervivencia después de recibir el trasplante renal. Métodos. Se realizó un estudio de cohorte en 88 pacientes que recibieron trasplante renal en el Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas de La Habana, en el periodo comprendido desde enero de 1999 a diciembre de 2004. Se contempló cada paciente como un caso (población con reposición n=98); el grupo incluyó 67 hombres y 31 mujeres, con edades en el rango de 15 a 65 años. Se estudiaron los factores: edad, diabetes mellitus, enfermedad cardiovascular, hipertensión arterial, obesidad, enfermedades hepáticas, dislipidemias, problemas vasculares, sangramiento, necrosis tubular aguda y rechazo agudo. También se tuvo en cuenta el tipo de donante (vivo o cadáver). Se realizó seguimiento de los pacientes desde el momento de efectuado el trasplante hasta el cierre del estudio, su reingreso a diálisis o hasta la muerte, cuya causa fue también registrada. Resultados. El mayor porcentaje de trasplantados correspondió a pacientes con donante cadáver (60.2 %). La supervivencia general de los pacientes fue de 82.7 % al año, 78.3 % a tres años y 73.4 % a cinco años de trasplantados y la supervivencia general del implante fue de 61.9 %, 57 % y 52.4 % respectivamente. La supervivencia de los pacientes trasplantados renales con donante vivo así como del implante fueron superiores al compararlas con las de pacientes con donante cadáver en los tres periodos analizados (p<0.001). El factor pronóstico que más afectó la supervivencia del paciente fue la enfermedad cardiovascular; en la supervivencia del implante influyeron la enfermedad cardiovascular, los problemas vasculares, los sangrados y la dislipidemia, esta última a favor de la supervivencia. Las principales causas básicas de muerte fueron las infecciones y la enfermedad cardiovascular.
Conclusiones. La supervivencia de los pacientes y del implante en los trasplantados renales  se vio afectada fundamentalmente por la presencia de enfermedad cardiovascular; los que se encontraban en etapa predialítica presentaron una mejor supervivencia.