Cáncer de esófago

Ubaldo Julián Piedra Lauzán, Armando Leal Mursulí, Manuel Cepero Nogueira, Simeón A. Collera Rodríguez, Glenis Madrigal Batista, Ismael Rodríguez Rodríguez, Carlos R. Marín González, Dania Piñeiro Pérez

Texto completo:

PDF

Resumen

El cáncer de esófago es una de las neoplasias asociadas a mayor mortalidad; su mal pronóstico se debe a su diagnóstico tardío. En cuanto a su etiología, los factores más claramente relacionados son el alcohol y el tabaco, la ingestión de ciertos carcinógenos como nitritos, opiáceos fumados y determinadas micotoxinas. Su sintomatología se presenta de manera tardía, con diseminación y compromiso del 60% o más de su circunferencia, el principal motivo de consulta es la disfagia. Para su diagnóstico se utiliza como estudio inicial el esofagograma con contraste y en segunda instancia la ultrasonografía endoscópica para determinar el estadio tumoral. La cirugía es el procedimiento que presenta los mejores resultados curativos, aunque con una mortalidad superior al 20%, por lo que es importante individualizar los factores de riesgo de los pacientes que son candidatos a la misma. Entre las técnicas más utilizadas se encuentran las de Ivor Lewis, Orringer y McKeown.