Eritropoyetina en la neuroprotección y su entrada al sistema nervioso a través de la cavidad nasal

Ketty Suárez Borrás, Gisselle Fernández, Yamila Rodríguez Cruz

Texto completo:

PDF

Resumen

Las enfermedades neurodegenerativas y los accidentes cerebrovasculares, constituyen una causa importante de discapacidad y mortalidad a nivel mundial. Los tratamientos actuales no logran tratar estas enfermedades de manera exitosa. En los últimos años ha aumentado el desarrollo de compuestos neuroprotectores, que permiten alcanzar dicha meta en forma segura y eficaz, dentro de los cuales, podemos destacar los estudios con la administración intranasal de eritropoyetina humana recombinante con bajo contenido de ácido siálico Se explica el efecto neuroprotector de la eritropoyetina humana recombinante con bajo contenido de ácido siálico y sus posibles vías de acceso al sistema nervioso central a través de la cavidad nasal, la búsqueda de artículos científicos de revisión y de resultados experimentales de calidad y actualidad en relación al tema. Para este objetivo se realizó búsqueda en Medline, PubMed, Google; entre otros, en el período de septiembre a diciembre del año 2018. La neuroprotección es un propósito esencial en el tratamiento de condiciones neurológicas. En este campo, la eritropoyetina humana recombinante con bajo contenido de ácido siálico ha despertado un interés particular a partir de las evidencias sobre su capacidad para inducir protección y reparación del daño en poblaciones celulares del cerebro. La terapéutica administrada por vía intranasal es rápida y poco invasiva y logra acceder al sistema nervioso central a través de varios mecanismos que involucran las estructuras de la mucosa nasal, el fluido cerebroespinal y el sistema linfático. Las nuevas estrategias de tratamiento con la administración intranasal de prometedores neurofármacos como la eritropoyetina humana recombinante con bajo contenido de ácido siálico ofrecen nuevas oportunidades para prevenir la progresión de los desórdenes neurodegenerativos, psiquiátricos y los episodios isquémicos.