Sangramiento digestivo por várices duodenales como forma de presentación de la cirrosis hepática. Presentación de un caso

Carlos Ramos Pachón, Lissette Chao González, Karelia Melián Ysla, Liset Barroso Márquez, Marcia Samada Suárez, Jordis Alonso Soto

Texto completo:

PDF

Resumen

El sangramiento por várices duodenales es raro. Se reporta un paciente masculino de 41 años con antecedente de alcoholismo que ingresa en nuestro servicio de emergencias con hematemesis y melena. La endoscopia de urgencia mostró várices duodenales con signos de sangrado reciente. Técnicamente no fue difícil la ligadura con banda de la várice pero doce horas después el paciente resangró, debido a migración de la banda elástica. En la segunda endoscopia se realizó escleroterapia de la variz pero no se controló el sangrado y se decidió realizar tratamiento quirúrgico. Pocos días después el paciente fallece como consecuencia de complicaciones y en la necropsia se encontró cirrosis hepática. La evidencia endoscópica de várices duodenales en pacientes con hipertensión portal es infrecuente. Las várices duodenales son resultado de shunts portosistémicos retroperitoneales, causados por el incremento del flujo hepatófugo a través de la rama cística de la mesentérica superior, las venas pancreaticoduodenales superiores e inferiores o las venas gastroduodenales y pilórica. No existe consenso sobre el mejor tratamiento para el sangramiento por várices duodenales que incluye procederes endoscópicos, cirugía, radiología intervencionista y drogas vasoactivas.